Envío Gratis: Villa Crespo - Palermo - Almagro - Caballito - Balvanera - Boedo - San Cristóbal

$1.200,00

24 cuotas de $166,30
Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Descripción

¿Son las ciudades de agua los ojos azules de Paulina Wendt? Las ciudades de agua en Berlín ¿Es Raúl Zurita en Berlín el año que vuelve a escribir después de mucho? Cierras entonces fuertemente los ojos y empiezas a escribir algo sólo porque quieres oír que te dice lo que tú quisieras que te hubiera dicho. ¿Es Raúl Zurita en Berlín en el año 2002 cuando vuelve a escribir después del impacto de una manifestación callejera? Tú también has salido y las figuras siguen en el puente como si se hubieran congelado. ¿Son los amantes del puente de Sarajevo en el año 1993? Es un puente a la salida de Sarajevo. ¿Son Admira Ismic y Bosko Brkic muriendo juntos en el puente de Vrbanja? Es un puente a la salida de Sarajevo. ¿Son Romeo y Julieta otra vez?  En la fotografía no se ven los rostros solo los cuerpos muertos y las manchas de sangre de alquitrán sobre el pavimento ¿Es Zurita que está lejos y la extraña?  Tú estás lejos y yo he comenzado a escribir. ¿Es el lector que agarra este libro porque también estamos lejos y extrañamos? Siempre que se dice tú se dice algo que se pierde.

“Lo que diferencia a Zurita de otros poetas es su aspiración a crear un sublime post-baudeleriano. Un sublime poético que tenga el mismo efecto que tenía lo sublime en la tragedia griega y en los libros judeocristianos, pero que al ser moderno, no nos dejaría en la esperanza ni en la desesperación de estar en manos de un otro trascendente“. Alejandro Rubio, Buenos Aires 2018.

“Yo vivo frente al lecho de un río seco (Arroyo de los Cachinces), en México, y después de él sólo hay planicies. Los poemas de este libro mientras se escribía me fueron llegando uno a uno o a veces de 6 en 6…otras de 9 en 9. Ahora siento que vivo frente a sus escenarios, y que sus poemas son los muros de mi casa. Gracias siempre por esa incesante correspondencia amigo infinito, que construyó mi dignidad, misteriosamente“. Valerie Mejer, México, 15 de julio 2018